domingo, 27 de diciembre de 2009

aguas fuertes y cordajes.

Llegamos con zapatos de tela gruesa,llovía, permaneciamos encerrados
y agobiados como claustrofobicos en un lavabo pequeño,llenamos de tabaco hasta los cristales,
fumábamos como animales ,disparabamos noticias frescas hacia todos los puntos cardinales,
era una tarde-noche inanimada pero que daba pié al fin y al cabo a algo mejor que reluciente.

Nos pusimos ebrios y salimos del coche haciendo desfiles de pasarela grande,
acudíamos a todas las esquinas tambaleando y cantabamos siempre la misma canción.

Llené mis folios con dolores en forma de jeroglífico, y me evadí del escandalo haciendo de
mis letras notas musicales,cambié el clima de la noche y acaudalé mis pasiones tercas..
cerré los ojos y recordé las tardes contigo,por un instante creí bailar debajo de la lluvia con ráfagas
de su piel fina y a veces ausente que hacia que mis sentidos transpirasen por las paredes.

Más tarde enterré el aroma de alcohol que la lluvia derribaba,triture mis ojos con las manos,
tenia mucho sueño..
Así que volví a acomplarme entre las ventanas del coche,derribada por su boca que besa,
por la corriente,por el cansancio..y me defendí (casi dormida ya)..del descubrimiento que hize de tí.
me re-encantás.

1 comentario:

Ester dijo...

mhhh pues para no estar inspirada está bastante bien


mhhhg sos preciosa!